Buscar este blog

lunes, 11 de noviembre de 2013

"Estereotipos" (TUTORÍA COEDUCACIÓN NOVIEMBRE 1º CICLO DE ESO)


"Sólo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar. Las demás las hacemos en común." 

CLARA CAMPOAMOR



El 25 de noviembre recordamos los límites de violencia a los que podemos llegar cuando las desigualdades son profundas. Habitualmente se trabaja en el aula en torno a este día  " en contra de la violencia machista hacia las mujeres". Esos picos de violencia que terminan en muerte o agresiones físicas, han tenido una evolución hasta llegar ahí. Los estereotipos relacionados con el género son el origen de lo que puede evolucionar hacia violencias mayores.


Nacemos (como veíamos en la unidad de octubre) con algunos condicionamientos biológicos pero casi todas las diferencias vienen marcadas educacional y culturalmente. 
La propuesta de este mes de noviembre es seguir trabajando estos estereotipos de género y terminar la sesión recordando a dónde nos pueden llevar si no aprendemos a dar pasos hacia la igualdad.
Se proponen tres actividades: un juego para reflexionar, un audiovisual ("¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?" para 1º de ESO y "La cenicienta que quería comer perdices" para 2º de ESO o para aquellos/as que tengan grupos menos infantiles de 1º de ESO) y la lectura de los datos de muertes por violencia de género durante este año 2013 que tenéis en el cuadro enlazado en esta línea ( solo pinchar encima y se abre).

Las dos actividades fundamentales de la/s sesión/es son:
  1.      Un audiovisual con preguntas ( a elegir entre los que os propongo)
  2.    Un juego de tarjetas con cualidades ( lo recibiréis en formato papel de mano del orientador)



AUDIOVISUAL 1º ESO: "¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?", cuento de Raquel Díaz Reguera publicado en Ed. Thule


Algunas cuestiones que se pueden plantear al grupo tras visionar y escuchar el cuento:


  1. Las niñas, ¿tienen que ir vestidas de rosa? ; ¿Por qué?
  2. Los niños, ¿tienen que ir vestidos de azul? ; ¿Por qué?
  3. ¿Pueden hacer las niñas lo mismo que hacen los niños?
  4. ¿Qué cosas hacen los niños que no pueden hacer las niñas?
  5. ¿Pueden hacer los niños las mismas cosas que las niñas?
  6. ¿Qué cosas hacen las niñas que no pueden hacer los niños?
  7. ¿Qué te gustaría hacer y no haces?
  8. ¿Qué te gustaría ser cuando seas mayor?
http://www.actiludis.com/?p=41100

AUDIOVISUAL 2º ESO  ( si os parece muy infantil el de 1º de ESO, esta también es una buena opción ): "La cenicienta que no quería comer perdices"





Posibles preguntas para debatir oralmente o responder por escrito en el aula, podéis elegir algunas o todas, dependiendo del grupo:
(Fuente: http://coeducarenlacucarela.blogspot.com.es/p/actividades-para-1-eso.html)

1.   ¿Por qué crees tú que el cuento se titula “La Cenicienta que no quería comer perdices”?
2.   ¿Crees que tiene motivos para sentirse enferma, deprimida, perdida?
3.   Al pensar que el príncipe la salvaría, La Cenicienta cayó en un tipo de vida que le hacía sentirse mal. ¿A quién recurrió para salir de esa situación que le disgustaba?
4.   ¿Dónde se encuentra el hada Basta, capaz de ayudarnos cuando queremos acabar con una situación que nos hace sentir desgraciadas?
5.   ¿De qué se tenía que vaciar La Cenicienta para volver a ser feliz?
6.   ¿De qué cosas bonitas se llenó la Cenicienta cuando logró deshacerse de sus malas experiencias?
7.   Al final, La Cenicienta se encuentra a otros personajes de cuentos que han conseguido liberarse del papel tradicional que tan infelices les hacía: La Ratita Presumida, la Bella Durmiente, Blancanieves, Pinocho, El Hombre de Hojalata ¿Crees que son más felices así que en los cuentos tradicionales?
8.   El cuento termina diciendo: “Niñas pasivas esperando que les pidan la mano y les quiten la vida” ¿Qué crees que significa?
9.   Los cuentos tradicionales son muy antiguos; llevan siglos y siglos repitiendo las mismas historias. Las sociedades han ido cambiando, las mujeres y los hombres han ido cambiando, pero Blancanieves, Cenicienta, Caperucita siguen igual que siempre. ¿Cómo serían, según tú, las princesas y los príncipes adecuados a nuestros tiempos?
10. Confeccionar en clase un cartel – o varios – con el siguiente lema:
SE ACABÓ, HA EMPEZADO UN CUENTO NUEVO:
ÉRASE UNAS MUJERES QUE NO ESTABAN SOLAS, Y UNAS PERDICES QUE VOLABAN FELICES. 
Después poned los nombres de cada uno y cada una que estéis de acuerdo con empezar ese nuevo cuento y, si queréis escribid alguna idea que se os ocurra sobre este tema


Os dejo con una última reflexión y un vídeo final ( de 2:10 minutos) para cerrar la sesión. El vídeo es muy hermosos. Merece la pena que lo uséis para terminar.




REFLEXIÓN FINAL: 
SER MEDIA NARANJA O UNA NARANJA ENTERA

En mi vida puedo optar por ser solo una media naranja aceptando las cualidades que la sociedad impone que debo tener por ser niño o niña. Si me someto a ello y soy una niña intentaré, pues, ser más dulce, comprensiva, sumisa, etc. y si soy un niño intentaré ser más fuerte, menos sensible, etc. Si esto hago en lugar de descubrirme a mí mismo será como si construyese una máscara a gusto de los demás. Pero nunca les voy a agradar del todo y, únicamente, me perderé a mí mismo o a mí misma en este proceso. Además, me veré limitada o limitado a optar por la mitad de las cualidades humanas. Y yo, antes de ser niño o niña, lo que soy es una persona. Y ser persona me permite optar por el abanico entero de cualidades.
Así que, verdaderamente, es más inteligente no quedarme solo con aquello que me proponen que debo ser y saber que las características con las que puedo componer mi personalidad son mucho más amplias y dependen  de lo que sienta, piense y desee : puedo ser sensible, tomar la iniciativa, agresiva o dulce siendo chica o chico y, serlo o no, es mi decisión. Depende de mi voluntad y personalidad. Pero que no me limiten.
Decido ser una naranja entera y no solo media naranja. Así estaré completo y cuando elija a otro u otra a mi lado, elegiré también a otra naranja entera para caminar la vida junto a ella/ él. 


Montse Gómez





No hay comentarios:

Publicar un comentario